1997: Rescate en Nueva York (1981), de John Carpenter

1997: Rescate en Nueva York (1981), de John Carpenter

John Carpenter. Maestro del Terror. Esto es así aquí, y en Marte. Un director que nos ha traído joyas del terror, gran creador del suspense, y con un cine que sigue influyendo en el género fantástico. Con ‘1997: Rescate en Nueva York’ ya no sólo hizo una película de ciencia ficción y acción clave de los 80, sino que acabaría de unirlo a su actor estrella, Kurt Russell.

1997: Rescate en Nueva York, creando un futuro asolador

«Es el año 1997. El avión del presidente de los Estados Unidos es secuestrado por un grupo radical, pero consigue sobrevivir y se encuentra solo en las calles de Nueva York, donde Manhattan se ha convertido en una enorme prisión de alta seguridad. Ante la imposibilidad de lanzar una acción convencional, un nuevo prisionero será enviado para rescatar al presidente a cambio de su libertad. El elegido es “Serpiente” Plissken, un antiguo héroe de guerra al que todos daban por muerto.»

Escape from New York (John Carpenter, 1981). Plane to Manhattan
La Isla de Manhattan se ha convertido en una gran prisión. Una vez que entras, no hay salida.

El Maestro Carpenter ya se había hecho un nombre a finales de los 70. Si su segunda película, ‘Asalto a la Comisaría del Distrito 13, fue un empujón para ‘La Noche de Halloween’, ésta última fue su gran lanzamiento, y cuando empezaron a “escucharle” en Hollywood. Gracias a esto, Debra Hill consiguió que pudieran hacer ‘La Niebla, y un proyecto que no vio la luz hasta años más tarde. Éste se llevó a cabo con otro director y otro título ‘El experimento Filadelfia’ (Stewart Raffill, 1984).

Fue entonces cuando John Carpenter sacó de su “baúl” un guión que tenía guardado desde 1974, y que se acabaría convirtiendo en ‘1997: Rescate en Nueva York’. La inspiración le vino por diferentes medios. Uno fue por el Escándalo Watergate (ya veremos esos sentimientos conspiranoicos en la película), también de la novela ‘Planet of the Damned’ (Harry Harrison, 1962), e incluso de ‘El Justiciero de la ciudad’ (Death Wish, Michael Winner, 1974), por esas calles de Nueva York tan peligrosas, que parecían una jungla urbana.

Las calles de Nueva York en '1997: Rescate en Nueva York'
Nueva York se ha convertido en una jungla urbana. La puesta en escena de ‘1997: Rescate en Nueva York’ es magnífica.

Ubicó todas estas ideas a un futuro desolador, y con la inestimable ayuda de del director y guionista Nick Castle (‘Starfighter’ y el Michael Myers en ‘Halloween’) ya tuvieron el guión completo. Con esto comenzaría una de las grandes películas de Carpenter, que todavía sigue influyendo después de 40 años.

40 años de ‘1997: Rescate en Nueva York’

Les fue difícil encontrar localizaciones en Nueva York para reflejar que se había convertido en una prisión, y que tuviera ese aspecto tan abandonado. Además, tampoco querían construir un enorme decorado, sino calles auténticas. Al final rodaron casi todo en Sant Louis (Illinois), donde encontraron bastantes edificios abandonados debido a un gran incendio que tuvo lugar en 1977. Eso sí, fue la primera película a la que se le permitió rodar en Liberty Island por la noche. Aunque no fue tan exagerado como en la película de ‘Fantasmas de Marte’, gran parte de la película se rodó de noche.

Escape from New York (John Carpenter) Minion Chief
Alguno de los habitantes de la Isla de Manhattan parecen sacados de una cinta de zombies de Romero.

Carpenter transmitió una atmósfera de una Nueva York decadente, oscura y terrorífica, gracias al trabajo del director de fotografía Dean Cundey (‘La Cosa, ‘Golpe en la Pequeña China‘, ‘Jurassic Park’), y un diseño de producción magnífico. Podemos ver las calles de Nueva York iluminadas sólo por luces de los semáforos y algunas farolas, dejando la suficiente oscuridad para dejar en la sombra a muchos personajes, y no perdernos detalle.

También encontramos diferentes ambientaciones en ‘1997: Rescate en Nueva York’. Por ejemplo, la puesta en escena del hogar del Duque. Todo es como más nobiliario, como un señor feudal, o noble de la corte francesa. Incluso ese coche adornado con lámparas en el capó, podría recordar a los carruajes de caballos de la época victoriana. Aquí se mezcla ese toque futurista distópico y decadente, con la propia decadencia de la nobleza del siglo XVIII. O fuera de la isla de Manhattan, todavía se ve algo “normal” y más moderno. 

James Cameron en '1997: Rescate en Nueva York', de John Carpenter
El productor y director James Cameron, trabajó en los efectos especiales de la película. Concretamente en los Matte Painting

El trabajo en la decoración y efectos especiales es grandioso. Encontramos desde pintura mate (donde trabajaba un joven James Cameron), efectos ópticos, pinturas de vidrio, modelaje en 3D, y miniaturas. Hay un momento que vemos en una pantalla de ordenador una imagen de Nueva York. Como no había dinero para usar efectos digitales, se fabricó una réplica de Nueva York, y se pintó de negro. Después, agregaron una cinta fluorescente a los bordes, se iluminó con luz reflectante, y se movió la cámara a través de la maqueta. Magia artesanal.

‘1997: Rescate en Nueva York’ transcurre en un futuro pre-apocalíptico, e incluso quizá una distopía cercana de atmósfera ciberpunk. Y cuando digo ciberpunk no me desencamino mucho, ya que el propio William Gibson se inspiró en sus calles para la novela ‘El Neuromante’. 

1997: Rescate en Nueva York. Efectos Especiales
Sin usar ningún tipo de efecto por ordenador, consiguieron emular ese efecto gracias a pintura negra, pintura fluorescente y luz reflectante. La magia de los efectos artesanales.

Es innegable lo que influyó la cinta de Carpenter en el cine de acción futurista que inundó los videoclubs en los 80. Al cual hay que sumarle las dos películas que conforman para mí la Santa Trinidad de este subgénero post-apocalíptico urbano: ‘The Warriors’ (Walter Hill, 1979) y ‘Mad Max’ (George Miller, 1979). 

Los italianos, grandes expertos en el cine de explotación, encontraron una mina. ‘1990: Los guerreros del Bronx’ (Enzo G. Castellari, 1982) y sus secuelas, y sin olvidar ‘Bronx, Lucha Final’ (Joe D’Amato, 1983), ‘2019, tras la caída de Nueva York’ (Sergio Martino, 1983), serían unas pocas de ellas. 

A día de hoy, ‘1997: Rescate en Nueva York’ sigue influyendo en el cine. Películas como ‘Doomsday’ (Neil Marshall, 2008), ‘MS1: Máxima Seguridad’ (James Mather, 2012), ‘Train to Busan 2: Peninsula’ (Yeon Sang-ho, 2020) o ‘Army of the Dead’ (Zack Snyder, 2021), tienen algo más que sólo inspiración.

Donald Pleasence en '1997: Rescate en Nueva York'
El actor Donald Pleasence usó sus propias experiencias como prisionero de guerra para la interpretación del presidente encarcelado.

Como sabéis, cuenta con una secuela2013: Rescate en L.A.’ (1996), que casi parece un remake, y se toma poco en serio a sí misma. Muy divertida. También se rumoreaba queFantasmas de Marte(2001) podría haber sido una tercera parte, donde Plissken debía de escapar de una prisión en Marte.

“Llámame Serpiente

La dirección de Carpenter, una trama interesante, su inconfundible banda sonora, la atmósfera, la puesta en escena, incluso su cartel mítico, ya hace de ‘1997: Rescate en Nueva York’ una película brutal. Pero creo que lo que la convirtió en mítica fue su protagonista: “Serpiente” (o Snake) Plissken. Un antihéroe que se ha hecho inolvidable gracias a sus diálogos secos, cinismo, chulería, chupa de piel, y el parche en el ojo.

Kurt Russell como Snake Plissken
Snake Plissken es uno de los personajes más míticos del cine de John Carpenter y quizá el mejor de Kurt Russell

Kurt Russell quería quitarse la etiqueta de “chico Disney” y mostró mucho interés en la película, y justamente por ese pasado de Disney, estuvo a punto de no conseguirlo. Los estudios barajaron algunos actores para interpretar a Plissken: Tommy Lee Jones, Nick Nolte, Jeff Bridges, e incluso Charles Bronson. Aunque este último Carpenter lo veía demasiado mayor. Gracias a que Russell había trabajado para Carpenter en la película ‘Elvis’, y se llevó bastante bien con él, consiguió el papel. Aquí su amistad ya empezó a forjarse.

El propio Kurt Russell ha dicho que es su personaje favorito, y se implicó bastante en el papel. Se inspiró tanto en Clint Eastwood, John Wayne, y algo del protagonista de la película ‘El exterminador’ (James Glickenhaus, 1980). Y el hecho que Snake llevara un parche, fue idea suya.

Sin duda fue todo un acierto que el papel fuera a parar a Kurt Russell. Junto a Jack Burton (‘Golpe en la Pequeña China’) y McReady (‘La Cosa’), son los mejores personajes que ha interpretado. Y sin desmerecer a Napoleón Wilson (‘Asalto a la comisaría del Distrito 13’), Jack Crow (‘Vampiros’) y Desolación Williams (‘Fantasmas de Marte’), que son igual molones y chulescos, es de los mejores de la filmografía de Carpenter.

Richard Dean Stanton y Kurt Russell en 1997: Rescate en Nueva York
Cerebro (Richard Dean Stanton) se dará cuenta que con Snake Plissken no hay que ir tonterías.

Carpenter, a través de Plissken, refleja el cansancio, y casi una crítica, al capitalismo y hacia donde se dirigía la sociedad americana. También lo vemos en la propia a Nueva York, que el centro económico de Estados Unidos, al convertirla en una prisión y ciudad sin ley. Aunque todo esto ya lo explotaría bastante más en ‘Están vivos’.

Una pena que no viera la luz el origen de Snake cuando se estrenó. Se rodó un prólogo donde se vería cómo acaba arrestado (AQUÍ podéis ver ese fragmento). Parte de eso, junto a las razones de por qué acaba así la Isla de Manhattan, se vería en una novela que se hizo a partir del guión.

Y como apunte extra, no podemos olvidar como Snake influyó en la saga de videojuegos ‘Metal Gear Solid’, de Hideo Kojima.

Snake Plissken en la arena 1997: Rescate en Nueva York (John Carpenter 1981)
Snake Plissken tendrá que luchar como un gladiador para poder encontrar al presidente de los Estados Unidos.

También hay que recordar que aquí Carpenter ya tuvo un presupuesto algo más elevado del que solía tener. Así que no sólo lo aprovechó en la producción, sino que consiguió a actores de la talla de Lee Van Cleef (‘El bueno, el feo y el malo’, ‘La muerte tenía un precio’), Harry Dean Stanton (‘Alien’, ‘Paris, Texas’), Ernest Borgnine (‘El abismo negro, ‘Grupo salvaje’) y contó de nuevo con Donald Pleasence (‘Halloween’, ‘El príncipe de las Tinieblas’), Adrienne Barbeau (‘La Niebla’) y Tom Atkins (‘La Niebla’, ‘El terror llama a su puerta’). Todos ellos geniales y con momentos notables. 

Conclusión

VALORACIÓN: 9,5

Magnífica, así de claro. John Carpenter hizo una película redonda, donde se mezcla la acción, la ciencia ficción apocalíptica-distópica, y con alma de western y aventura. Todo con un buen guión, buenos actores, y con un pedazo atmósfera, puesta en escena y banda sonora. Una película que ¡después de 40 años, sigue influyendo en el cine de la acción y ciencia ficción.

Y sin olvidar que creó a uno de los grandes personajes del género como es Snake Plissken. Además, ‘1997: Rescate en Nueva York’ marcaría el inicio de una nueva carrera para Kurt Russell, ya sea de antihéroe o héroe de acción.

Ficha Técnica

  • Título original: Escape from New York
  • Año: 1981
  • Duración: 99 min.
  • País: EEUU
  • Director: John Carpenter
  • Guión: John Carpenter, Nick Castle
  • Reparto: Kurt Russell, Lee Van Cleef, Donald Pleasence, Ernest Borgnine, Adrienne Barbeau, Richard Dean Stanton, Isaac Hayes.
  • Música: John Carpenter, Alan Howarth
  • Fotografía: Dean Cundey

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: