Crítica de ‘Días extraños’

Crítica de ‘Días extraños’

El cine de ciencia ficción que nos muestra un futuro cercano suele haber algunos puntos en común. Un mundo a punto de algún colapso financiero, social-político o medio ambiental, y con una tecnología más cercana y reconocible. Y aunque esa última parte sea importante, o un MacGuffin, el mensaje de estas películas es claro: nuestra sociedad está al borde del abismo. ‘Días extraños’ juega con todo eso, y además con la entrada del nuevo milenio que la gente temía por ser casi una fecha señalada a saber por qué. 

Días extraños al final del siglo XX

«31 de Diciembre de 1999… ¿Es el fin de nuestro mundo o el comienzo de una nueva era? Lenny Nero, ex-policía y vendedor de sueños robados, deambula por las calles de Los Ángeles. Lenny trafica con “clips”, experiencias personales recogidas desde el cerebro humano: felicidad, sexo, emociones… todo lo que una persona es capaz de sentir. A Lenny no le interesan los “blackjacks” –grabaciones de la muerte–, pero cuando una conocida suya es asesinada y alguien le envía la brutal grabación, intenta por todos los medios descubrir quien está detrás del crimen. Para ello, sólo cuenta con la ayuda de Marce, una agente de seguridad, y también del ex-policía Max. Lenny tiene la certeza de su ex-novia, Faith, puede ser la próxima víctima…»

Nada más empezar ‘Días extraños‘, vemos un plano secuencia en primera persona de unos atracadores. La escena es vertiginosa y ocurre en cuatro localizaciones diferentes y con bastantes personajes. Los cortes ni se notan. Tiroteos, gritos, persecuciones hasta un ático, entonces vemos como el “protagonista” de la escena, se precipita al vacío y… ¡PUM!, estamos en el mundo real. Todo ha sido una grabación de las sensaciones y vivencias de un atracador. 

La directora Kathryn Bigelow (‘Los viajeros de la noche‘, ‘En tierra hostil‘, ‘Le llaman Bodhi‘), narra de una manera excelente las relaciones de los personajes, la acción y suspense e introduciendo muy hábilmente, las escenas grabadas en primera persona que completan huecos de la trama. Si le añadimos que tiene un buen guión (James Cameron) y una gran actuación de Ralph Fiennes (‘La lista de Schindler‘ y Voldemort de la saga de ‘Harry Potter‘) como Lenny Nero, tenemos una película redonda. Con todo esto hace que ‘Días extraños’ sea más un thriller de cine negro que ciencia ficción.

Dias extraños Ralph Fiennes Lenny Nero
Lenny Nero (Ralph Fiennes) también está enganchado al SQUID, un aparato para vivir (o recordar) sensaciones de otros o recuerdos. 

El personaje principal, Lenny, es un ex-policía hecho polvo que se ha convertido en un caradura y traficante. Vende las experiencias de otras personas a gente aburrida en el mercado negro. Algo a lo que él también está enganchado, reviviendo los recuerdos que tiene con su ex-novia Faith (Juliette Lewis). Desde luego Fiennes está genial. Un personaje con gran trasfondo y lleno de matices. Anti-héroe, a veces patético y débil, pero conmovedor y con carisma. Su brújula moral va dando tumbos durante toda la película. Gran parte del peso de la película es Lenny Nero y la actuación de Fiennes. 

Todos los demás personajes están a la altura. Juliette Lewis (‘Asesinos natos‘, ‘Abierto hasta el amanecer‘) es Faith, una cantante de rock y la ex-novia de Lenny. Aunque haga una gran actuación, para mí es un personaje algo odioso. Después está Max, interpretado por Tom Sizemore (‘Heat‘, ‘Salvar al soldado Ryan‘), el mejor amigo de Lenny. También ex-policía y detective privado venido a menos, pero con gran carisma y que le echará una mano a Lenny. Y por último a Mace, la mejor amiga de Lenny y que les une un gran vínculo. Aquí Angela Bassett (‘Black Panther‘, ‘Contact‘) hace también un papelón. Es casi la protectora y la que aporta sentido común de Lenny. El personaje más fuerte de la película.

Días extraños Ralph Fiennes Angela Basset
Lenny Nero y Mace celebrando un fin de año un tanto especial. 

Y lo completan grandes secundarios como Vincent D’Onofrio (‘Daredevil‘, ‘Nivel 13‘, ‘La chaqueta metálica‘) como uno de los policías y Michel Wincott (‘El Cuervo‘ ‘Alien: Resurrección‘), un productor musical sin escrúpulos (parece el típico magnate de las películas de detectives) y la actual pareja de Faith. Desde luego todos los actores y actrices están de fábula

La tecnología y el futuro de ‘Días extraños’

En muchos aspectos la película fue visionaria y se ha acercado a la actualidad en cuanto a tecnología y sociedad. Además, como muchas películas de los 90 del género, nos mostraba el mundo de la Realidad Virtual

En aquella época (1995) no había GoPro, ni este tipo de cámara tan pequeña (al menos para poder estabilizar la imagen) para grabar de esa manera y que reflejara el punto de vista de un personaje. Durante un año se investigó y se creó una cámara que pesara menos de 5 kilos y que además grabara en 35 mm. Tenía que ser de una gran calidad. Toda la trama giraba entorno a las grabaciones en primera persona y no podía usarse una grabación chapucera

Días extraños SQUID asesinatos
Gran parte de la película está grabada desde la perspectiva de primera persona. Convirtiendo los asesinatos en momentos muy logrados.

Además, para muchas de las escenas en primera persona, se crearon sets especiales. Había mucho movimiento brusco para imitar el movimiento de una persona, y podrían verse los focos y parte del equipo técnico. Así que hubo una planificación de meses para muchas de esas escenas

El ambiente de la película es de diez desde luego. Se rodó casi íntegramente de noche, y muchas localizaciones eran reales (incluso se aprovechó una rave para alguna escena), dando ese aspecto sucio de la sociedad urbana descrita en novelas ciberpunk. La banda sonora es perfecta para esta películas. Tenemos a The Doors (y su tema Strange Days), Marilyn Manson, Bob Marley, incluso uno de Will Smith. Y como dato, Juliette Lewis usa su propia voz cuando la vemos cantando. 

Días extraños y su estética ciberpunk
La estética ciberpunk está presente durante toda la película. 

Una de las cosas que más acertó la película, es reflejar el futuro que estamos viviendo ahora, sobre todo a lo que respecta la sociedad. Engancharnos a la tecnología, a vivir vidas o situaciones que no son nuestras, ser unos vouyer, recordar y anclarnos en el pasado y casi volvernos apáticos. Pero también lo contrario. Una sociedad que quiere estallar, y que sólo le falta esa pequeña chispa para que actuemos. 

Conclusión

VALORACIÓN: 8

‘Días extraños’ para mí es casi la mejor película de Kathryn Bigelow (aunque ‘En tierra hostil‘ es un peliculón). Tiene un gran ritmo de acción y sabe tomarse respiros para crear suspense. La ambientación, fotografía, el uso de la cámara en primera persona y su guion,  le da un ese toque de ciencia ficción a una película de cine negro. Pero sobre todo resaltar el trabajo artístico, y en especial a Ralph Fiennes, por ese gran personaje que es Lenny Nero.  

Tanto si te gusta la ciencia ficción ciberpunk (y salvando algo las distancias, el tema de las realidades virtuales) como el cine negro y thriller, esta película te hará pasar algo más que un buen rato.  

Ficha técnica

  • Título original: Strange Days
  • Año: 1995
  • Duración: 139 min.
  • País: EE.UU
  • Director: Kathryn Bigelow
  • Guión: James Cameron, Jay Cocks
  • Reparto: Ralph Fiennes, Juliette Lewis, Angela Bassett, Tom Sizemore, Michael Wincott, Vincent D’Onofrio
  • Música: Graeme Revell
  • Fotografía: Matthew F. Leonetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *