Scanners (1981), de David Cronenberg

Scanners (1981), de David Cronenberg

Las personas dotadas de poderes psíquicos han protagonizado grandes relatos en la literatura, los cómics, y el cine de terror y ciencia ficción. En el cine nos encontramos con Brian De Palma y sus inolvidables ‘La Furia‘ y ‘Carrie‘. Esta última adaptación de una novela de Stephen King donde podemos añadir ‘Ojos de Fuego‘, y ‘La Zona Muerta ésta última llevada al cine por David Cronenberg. No podemos pasar por alto la psicodélicaUn viaje alucinante al fondo de la mente‘, de Ken Russell, o el magnífico anime Akira‘, de Katsuhiro Otomo. Y esto sólo hablando de los años 80. La película ‘Scanners‘ (1981) entra de lleno en esta trama, donde un grupo de telépatas y telequinéticos se enfrentarán entre ellos para ofrecernos unos combates donde no cabe la rendición.

Scanners, una intromisión en la mente

«Sólo 237 personas en todo el mundo son «scanners», seres humanos con unos extraordinarios poderes mentales. Darryl Revok, el más poderoso, es el jefe del grupo. Todos ellos son capaces de controlar las mentes de los demás y pueden provocar terribles sufrimientos a sus víctimas. Cuando el doctor Paul Ruth descubre un scanner con más poderes que Revok, decide utilizarlo para acabar con el grupo.»

Lobby Card o Fotocromo de 'Scanners'
Fotocromo promocional de ‘Scanners’

El director y guionista David Cronenberg (‘La Mosca’, ‘Videodrome’), maestro del Nueva Carne y Body Horror en el cine, nos regaló con ‘Scanners’ una de las joyas de la ciencia ficción y el terror, centrada en los poderes telepáticos y psíquicos. Al igual que en películas como ‘La Furia’ (Brian De Palma, 1978) y ‘Ojos de Fuego’ (Mark L. Lester, 1984), Cronenberg nos presenta a estos individuos con habilidades psíquicas, que están perseguidos o vinculados a diversas organizaciones inmersas en intrincados tejidos políticos y empresariales, o algunos simplemente luchan por tener una vida normal.

La película tiene un buen ritmo, donde al principio nos presenta bastante rápido al protagonista, la vida y desafío de estos “exploradores”, y quienes hay detrás. Poco a poco vemos las partes involucradas, y el por qué de las acciones de Revok. 

Escena de la explosión de cabeza.
A estas alturas ya sabéis el poder que tienen los scanners. Esta escena es mítica en el cine de terror.

En ‘Scanners’ también encontramos temas recurrentes del cine de Cronenberg. Temas psicológicos profundos como la identidad personal, las cuestiones éticas en la investigación científica en humanos, y la intervención en la biología y la mente humana, y como no, el control corporal.

A esta interesante historia no podemos pasar por alto los geniales efectos especiales, donde destacan nombres como el maquillador Stephen Dupuis (‘En busca del fuego’, ‘Robocop’) o Dick Smith (‘El exorcista’, ‘Un viaje alucinante al fondo de la muerte’). Este gran quipo de efectos nos regaló una de las escenas más inolvidables del género: la explosión de la cabeza de uno de los Scanners. Utilizando una bolsa llena de sangre y trozos de carne, crearon una escena que se han convertido en la historia de los efectos prácticos del cine de terror, comparables al nacimiento deAlien’ de Ridley Scott, o el intento de reanimación que vemos en ‘La Cosa’ de John Carpenter.

Stephen Lack como Cameron Vale.
Cameron Vale (Stephen Lack) es un vagabundo, pero con un poder psíquico enorme. ¿Estará a la altura de Revok?

La banda sonora creada por Howard Shore (‘El Silencio de los Corderos’, ‘Seven’, ‘El Señor de los Anillos‘, y gran parte de la filmografía de Cronenberg) añade mucha tensión, ya al inquietante ambiente, y potencia las escenas de uso de poderes de los scanners.

Los exploradores sin rumbo

Scanners’ tiene momentos brutales cuando vemos estos usos de poderes telepáticos. Ya no sólo por el impacto visual y narrativo, o la gran dirección de Cronenberg. Las actuaciones del reparto dan realismo al dolor que reciben y causan, y el tormento por el que pasan.

Escena de frecuencia cardiaca.
Los scanners pasan por diferentes pruebas, entre ellas poder modificar la frecuencia cardíaca de la persona que quieran.

Stephen Lack, a pesar que no era un actor profesional, hace un buen papel como el scanner Cameron Vale. Un hombre que no tenía nada, cuyos poderes solo le causaban dolor al no comprenderlos ni controlarlos, y que la sociedad le consideraba desecho. Encontrar un propósito y descubrir que hay más personas como él, es la oportunidad de enderezar su vida. Aunque sus poderes parecen ilimitados, se enfrentará a un duro rival: Darryl Revok.

Michael Ironside (‘Desafío Total’, ‘Starship Troopers’) encarna a Darryl Revok, y vaya villano nos ofrece. Es difícil saber sus motivaciones: ¿venganza, poder, o simplemente acabar con los demás scanners? Ya simplemente su presencia es suficiente para colocarlo entre los grandes villanos del cine de terror.

Jennifer O'Neil and Stephen Lack in Scanners (David Cronenberg)
Cameron Vale se unirá a Kim Obrist (Jennifer O’Neill) para acabar con la organización que está detrás de Revok. Juntos pueden ser imparables.

En el resto del reparto podemos encontrar a Jennifer O’Neill (‘Siete notas en negro’, ‘Río Lobo’) que interpreta a otra Scanner, y que su grupo se enfrenta a Revok, y a otras organizaciones que quieren su exterminio. El actor Patrick McGoohan (‘Braveheart’, ‘Fuga de Alcatraz’) da vida a un científico que conoce muy bien a los Scanners, y que quiere acabar con Revok. Sin embargo, tanto su organización como él mismo, esconden numerosos secretos.

Conclusión

Scanners’ sigue siendo una película mítica de la filmografía de David Cronenberg. Ya simplemente la escena de la cabeza explotando (AQUÍ puedes ver la escena) se ha convertido en historia del cine por su brutalidad. Tiene una trama interesante, pasa en un suspiro, y la actuación de Michael Ironside es magnífica robando todos los planos. Una gozada del cine de terror.  

Ficha Técnica

  • Título original: Scanners
  • Año: 1981
  • Duración: 102 min.
  • País: Canadá
  • Director: David Cronenberg
  • Guión: David Cronenberg
  • Reparto: Stephen Lack, Jennifer O’Neill, Michael Ironside, Patrick McGoohan
  • Música: Howard Shore
  • Fotografía: Mark Irwin

Deja un comentario