La Residencia, de Narciso Ibáñez Serrador

La Residencia, de Narciso Ibáñez Serrador

El cine de terror español no puede entenderse sin el denominado Fantaterror. Durante los años 60 y 70 en España (y también en el extranjero con muchas coproducciones) se crearon películas del género fantástico y terror que se han convertido en historia del cine. ‘Pánico en el Transiberiano’, ‘No profanar el sueño de los muertos’,La marca del hombre lobo’, las películas de Walpurgis, o la saga de los Templarios de Amando de Ossorio, por decir unas pocas. Y hay que añadir, sin ninguna duda, ‘La Residencia’ (1969) del gran Narciso Ibáñez Serrador, como una de las más importantes del género.

La Residencia, secretos entre los muros

«Teresa (Cristina Galbó) acaba de llegar al internado para niñas descarriadas dirigido por la severa y autoritaria mirada de Madame Fourneau (Lilli Palmer). A medida que se acostumbra a las rigurosas rutinas y jerarquías de las demás chicas, y a los furtivos métodos extraescolares que tienen éstas para liberarse de los prohibitivos muros de la vida institucional, se entera de que varias de sus compañeras han desaparecido misteriosamente. Mientras tanto, las tensiones crecen dentro de este asfixiante ambiente cuando Luis, el hijo de la directora, ignora las estrictas órdenes de su madre de no acercarse a las alumnas. Las chicas, en un continuo estado de crispación, se desahogan con frecuentes divertimentos eróticos que suponen un riesgo añadido a su ya peligrosa reclusión dentro de la residencia.»

Estudiantes en un internado
Esta estricta residencia esconde terribles secretos.

Narciso “Chicho” Ibáñez Serrador nos brindó una de las películas más importantes del Fantaterror español con ‘La Residencia’. La historia sigue a las alumnas de un inquietante internado, donde parece que la represión a la que están sometidas, las empuja escapar. A lo largo de la película, descubriremos que hay mucho más en estas desapariciones.

El suspense y la tensión ya comienza desde que llega Teresa a la residencia. La trama juega con nuestra propia imaginación, sin mostrarnos del todo lo que está sucediendo. Narciso maneja magistralmente la atmósfera del internado, mostrando un edificio aparentemente bien cuidado, pero con rincones olvidados llenos de suciedad y telarañas, que le dan un antiguo, misterioso, y también perturbador. También tiene muchos elementos del giallo, como la puesta en escena, uso del color, iluminación, un asesino al que no vemos, y la anticipación a los asesinatos. Aunque a veces sí que hay algo de violencia visual, no le hace falta para generar intranquilidad y miedo. 

Escena asesinato de 'La Residencia'
Aunque se creía que sólo eran chicas que huían de la residencia, detrás se esconde algo más que atroces asesinatos.

Su experiencia con ‘Historias para no dormirfue importantísimo a la hora de dirigir esta película. Las atmósferas, técnicas narrativas, y el manejo en diferentes subgéneros del terror y suspense de aquellos episodios, fueron fundamentales. La influencia de aquellos episodios se reflejaría en directores como Juan Antonio Bayona, Álex de la Iglesia, Paco Plaza, o Jaume Balagueró. Varios de ellos le rindieron homenaje en las series antológicas ‘Películas para no dormir’, tanto la actual, como la del año 2006.

Una historia de represión

Narciso adapta el relato escrito por el guionista Juan Tébar, colaborador habitual en ‘Historias para no dormir’ y que estuvo detrás del guión de una de las grandes obras del Fantaterror: ‘Ceremonia Sangrienta’. Además de una historia de misterios, asesinatos, donde no falta la sangre y cruentos asesinatos, y un final brutal, la trama refleja la represión sexual y el autoritarismo de la posguerra.

Cristina Galbó en 'La Residencia', de Narciso Ibáñez Serrador.
‘La Residencia’ tiene cierto erotismo, en contraste (y reflejar) a la represión sexual de toda una época.

En ‘La Residenciahay cierto erotismo, y veremos que muchos de sus personajes no aceptan su sexualidad. Esto hizo que la censura empezara a pasar la tijera. Eso sí, tiene momentos que se pasaron por alto, como esa escena que las alumnas están cosiendo al mismo tiempo que una de las chicas tiene relaciones con el chico que viene de la ciudad. Vemos que todas ellas lo hacen de forma placentera, imaginando que ocurre en el granero, y llegando casi a un orgasmo.

La banda sonora, a cargo de Waldo de los Ríos, añade un toque especial. También colaboró con Narciso en ‘Historias para no dormir‘, y en ‘¿Quién puede matar a un niño?’. El contraste entre una música preciosista, con esa atmósfera inquietante, juntos con las muertes directas, potencian las escenas que iremos viendo.

Mary Maude y Lilli Palmer en 'La Residencia' (1969) de Narciso Ibáñez Serrador.
Irene (Mary Maude) es la mano derecha de la temible Madame Fourneau (Lilli Palmer) la directora del internado.

La Residencia’ no es una coproducción, como muchas otras del Fantaterror, se rodó íntegramente con dinero español. Pero contó con un reparto bastante internacional, y se rodó en inglés para poder venderla al mercado internacional más fácilmente.

Cuenta con la actriz alemana Lilli Palmer (‘Los niños del Brasil’), quien interpreta a Madame Fourneau, la directora de la residencia. Una mujer recta e impasible, dispuesta a castigar a quien sea necesario, pero que oculta secretos, y con bastante hipocresía. La actriz Mary Maude da vida a Irene, la “mano ejecutora” de la directora. Un personaje bastante sádico, que parece disfrutar infligiendo castigos físicos ordenados por Madame Fourneau, aunque también reserva algunas sorpresas inesperadas. 

Lilli Palmer como Madame Fourneau.
¿Qué puede aterrar tanto a Madame Fourneau?

Y claro está, no podemos olvidar a la bellísima Cristina Galbó, que interpreta a Teresa, la recién llegada a la residencia. A medida que va descubriendo la verdad detrás de las desapariciones, se enfrentará a Madame Fourneau, a Irene, y al secreto que rodea los asesinatos. Galbó se convertiría en una gran actriz del género en Europa, con grandes interpretaciones en películas de giallo y el terror como ‘¿Qué habéis hecho son Solange?’ (Massimo Dallamano, 1972) o ‘No profanar el sueño de los muertos’ (Jorge Grau, 1974).

Conclusión

He disfrutado mucho con esta película. Su ambientación y atmósfera, el suspense y la tensión, la trama y su desenlace perturbador, y las actuaciones, hacen que La Residencia’ se quede entre lo mejor del cine de género patrio.

Quizá quedó eclipsada, a nivel popular, por otros trabajos de Narciso Ibáñez Serrador como ‘¿Quién puede matar a un niño?’, o la serie ‘Historias para no dormir’, pero su influencia en el género es innegable, ya sean slashers o películas ambientadas en residencias de estudiantes. Es bastante evidente en películas como ‘Suspiria’ de Dario Argento o ‘Black Christmas’ de Bob Clark. Y seguro que bastantes de las que vinieron después, bebieron bastante de esta obra maestra.

Ficha Técnica

  • Título original: La Residencia
  • Año: 1969
  • Duración: 98 min.
  • País: España
  • Director: Narciso Ibáñez Serrador
  • Guión: Narciso Ibáñez Serrador (Basada en la historia de Juan Tébar)
  • Reparto: Lili Palmer, Cristina Galbó, Mary Maude, John Maulder-Brown
  • Música: Waldo de los Ríos
  • Fotografía: Manuel Berenguer

Deja un comentario