The Divine Fury (2019), de Kim Joo-hwan

The Divine Fury (2019), de Kim Joo-hwan

De vuelta al cine de terror sobre exorcismos y posesiones que últimamente abunda en Corea del Sur. En el caso ‘The Divine Fury’, de Kim Joo-hwan, nos añaden algo de acción y buenas secuencias de peleas, gracias a un protagonista que no le hace falta rezar mucho para realizar un exorcismo, sino la fuerza de su mano derecha, y algunos conocimientos en Artes Marciales Mixtas.

The Divine Fury, el puño de Dios

«Cuando Yong-hoo era niño, perdió a su padre en un accidente. Desde entonces abandonó su fe cristiana, y ha odiado a Dios. Ahora, se ha convertido en campeón de artes marciales, hasta que de repente le aparece una extraña herida en la palma de su mano. Solicita ayuda de un sacerdote, el padre Ahn, para ver si puede ayudarle a aliviar la dolorosa marca, y encontrar una explicación. Pero el sacerdote también es un exorcista, y Yong-hoo se verá involucrado en un caso de posesión, y deberá unirse a él para luchar contra un mal poderoso.»

Park Seo-joon and Ahn Sung-ki (Saja, 2019)
Yong-hoo (Park Seo-joon) quiere respuestas sobre la extraña marca y cicatriz que ha surgido de su palma derecha.

El director Kim Joo-hwan, después del éxito de la divertida buddy movie de acción ‘Midnight Runners’, nos trae una película que se suma al del cine de terror surcoreano de exorcismos, religión y posesiones, muy cercano a ‘The Priests’, o el K-Drama ‘The guest’. Pero ‘The Divine Fury’ se fusiona con el género de acción, y también veremos algunas secuencias de artes marciales en esta lucha contra demonios y posesiones.

Después del inicio sobre el pasado de Yong-hoo y el accidente de su padre, veremos qué, ya de mayor, se ha convertido en campeón de MMA (Artes Marciales Mixtas), y podemos ver cómo arrastra todavía ese rencor. Incluso en el combate, casi parece que vaya a ser poseído por “algo”, haciendo que no se controle ante su rival. Esa noche, cuando está durmiendo, algo le acecha en la oscuridad, como si estuviera a punto de poseerle, y justo en ese momento, es cuando le aparece una herida, una especie de estigma, en la palma de la mano.

Ahn Sung-ki en pleno exorcismo (The Divine Fury)
El Padre Ahn (Ahn Sung-ki) tendrá que ir enfrentándose a diferentes posesiones demoníacas hasta encontrar a quién esté detrás de todo, el Obispo Oscuro.

Cuando los médicos ya no tienen explicación de porque esa herida no deja de sangrar, no le queda otra que conseguir ayuda por otros medios menos convencionales. Al final, le dicen que el padre Ahn (Ahn Sung-ki) podrá ayudarle. Cuando le encuentra, ve que está en medio de un exorcismo, y que están a punto de matarle. Yong-hoo acude en su ayuda, y en medio de la pelea, ve que su mano es capaz de dañar al demonio que ha poseído a la víctima, y también de ayudar en el exorcismo.

A partir de ese momento, ambos tendrán que unirse para descubrir quién está detrás de estas posesiones, y también sobre el futuro y la elección que hará Yong-hoo con ese don que ha recibido.

The Divine Fury’ consigue una buena atmósfera en los momentos de terror, gracias a la iluminación y su uso de la tensión. Ya sea en parkings y pasillos oscuros, en las posesiones y exorcismos, o en el santuario del Obispo Oscuro

Demons The Divine Fury
A veces se podrá ver el verdadero aspecto de los demonios que habitan en los poseídos.

Y no hay que olvidar que el protagonista es un artista marcial, así que también habrá escenas de acción. Todas están muy bien rodadas, tienen pocos cortes, y se ven bastante bien. Aunque por mi parte, he echado en falta algunas más.

Sacerdotes, artistas marciales, y demonios

Hay que reconocer que la película tarda algo en arrancar para aquellos que busquen algo más de terror. Al principio se centra bastante en los personajes, en como son, y como se irán conociendo. Pero esto consigue muy bien que simpaticemos con los protagonistas, y que nos importe lo que les va ocurriendo. 

Park Seo-joon (The Divine Fury. 2019)
Yong-hoo tendrá que usar todos su conocimientos en artes marciales para vencer a los demonios más poderosos.

El actor Park Seo-joon (‘Parásitos’, ‘Midnight Runners’) vuelve a demostrar su versatilidad en este papel. Yong-hoo es un hombre fuerte y seguro de sí mismo, pero la muerte de su padre también le volvió solitario y cínico, y tener ese rencor hacia Dios. Quizá por esto es reticente en creer en el padre Ahn, lo que representa, e incluso también duda si merece este don.

El padre Ahn, interpretado por Ahn Sung-ki (‘Silmido’, ‘Nowhere to hide‘, ‘Arahan’), es un sacerdote con mucha fe y un experimentado exorcista, pero su fuerza física y resistencia, ya no es lo que era para enfrentarse a estos exorcismos tan peligrosos. Esto hará que se complemente perfectamente con la fuerza de Yong-hoo. Ambos actores funcionan muy bien en pantalla, y se notará en los personajes y su buena relación como mentor y protegido.

Dark Father (Woo Do-hwan). The Divine Fury
Ji-shin (Woo Do-hwan), el llamado Obispo Oscuro, hace posible estas posesiones, consiguiendo poder de esas muertes para él mismo, y su señor.

Como villano tendremos al actor Woo Do-hwan (‘Operation Chromite’, ‘Master’) interpretando a Ji-shin, un obispo oscuro. Él es el responsable de estas posesiones, consiguiendo que cada muerte causada por el poseído, sea considerada también un sacrificio al ser oscuro al que sirve. Aunque las escenas de ritos demoníacos son terroríficas, al actor le falta algo más de garra y carisma. Aún así, está correcto.

Conclusión

VALORACIÓN: 7,5

‘The Divine Fury’ es una película de terror muy correcta, entretenida, con buenos momentos de terror y de acción. Y todo acompañado por unas actuaciones buenas. Por mi parte me esperaba algo más de acción y terror, y en algún momento baja el ritmo. Aún así, me gustaría una segunda parte, y ver las cosas que dejan en el tintero y que pintan muy bien, y volver a ver a estos personajes.

Si queréis descubrir más películas o series de terror de Corea del Sur, podéis acceder a la entrada de «Ciclo de Cine: Terror Coreano«, donde encontraréis una lista conjunta de Mike y sus Chinos y un servidor, que estará en continua actualización. A disfrutar del K-Horror.

Ficha técnica

  • Título original: The Divine Fury
  • Año: 2019
  • Duración: 129 min.
  • País: Corea del Sur
  • Director: Kim Joo-hwan
  • Guión: Kim Joo-hwan
  • Reparto: Park Seo-joon, Ahn Sung-ki, Woo Do-hwan, Jo Eun-Hyung.
  • Música: Koo Ja-wan

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: