Nowhere to hide (1999), de Lee Myung-se

Nowhere to hide (1999), de Lee Myung-se

Hay películas que nos han contado la misma trama más de una vez. Son muchos años de cine, y thrillers de acción se han hecho cientos. Pero hay películas que consiguen contar la misma historia de una manera diferente, y entonces es cuando se convierte en algo más. En ‘Nowhere to hide’ nos vamos a encontrar un thriller de acción policial que nos sorprenderá por su estilo más que curioso.

Nowhere to Hide, la acción coreana se escribe diferente

«El detective Woo y su compañero Kim son los encargados de investigar un extraño caso de asesinato: un hombre ha acuchillado a otro en las escalinatas. Los métodos de Woo son los que marcan la investigación. Woo es un policía obsesivo, y adicto al trabajo sin vida privada. Y, además, no le importa saltarse las reglas si con ello consigue sus objetivos.»

Sin Escape. Escena pelea en metro.
La película está llena de escenas de acción y violencia. Todas ellas con un estilo único y que sorprenderán.

Si en algo destacó la Nueva Ola del Cine Coreano a finales de los 90, fue la cantidad de directores que buscaban probar cosas nuevas y así encontrar su estilo y sello personal. El director Lee Myung-se (‘M’, ‘Duelist’) quizá no está entre los directores más recordados de aquella época, pero con ‘Nowhere to hide’ demostró que sabía dirigir y arriesgar, sin duda. 

La trama es bastante sencilla y tampoco es que tenga muchas sorpresas, para que engañarnos. Se acerca a una buddy movie, donde dos policías muy diferentes tendrán que atrapar a un peligroso asesino. Pero si cuentas una historia vista mil veces, de una manera diferente, entonces puede sorprender. 

La dirección de escenas de acción de ‘Nowhere to hide’ son geniales, arriesgadas, y muy curiosas. Veremos mucha cámara lenta, travellings, pero además con congelación de fotogramas, o a veces pasa del color al blanco y negro. Una de las peleas la veremos por la sombras de la pared, o como si te pone un vals en medio de una pelea, o un personaje sale despedido exageradamente de un puñetazo, o en un fotograma congelado te van apareciendo personajes. 

Nowhere to Hide 1999 Escaleras
La escena del asesinato de las escaleras, con la música de ‘Holyday’, de los Bee Gees, es espectacular.

Yo me flipo con estos momentos tan locos, y que funcionan de maravilla. Ojo a la escena del asesinato en las escaleras y la lluvia, con la música de Holiday de los Bee Gees. Me parece espectacular y único. Aquí os dejo el ENLACE de esta maravillosa escena

La película tiene mucha influencia del cine de acción de Hong Kong, e incluso algo del cine japonés de Takeshi Kitano (‘Violent Cop’, ‘Brother‘, ‘Zatoichi’) y alguna pequeña locura visual tipo Takeshi Miike (‘First Love’, ’13 asesinos’). 

Quizá en la narrativa argumental se pierde un poco, o parecernos confusa, en algunos cortes y elipsis temporales, pero tampoco tiene un argumento que tengamos que estar muy atentos. Es sólo un caso para atrapar a un asesino, poco más. 

Los personajes están bien definidos, casi típicos de una buddy movie. El detective Woo (Park Joong-hoon) es muy violento y sólo tiene su trabajo. En cambio, el detective Kim (Jang Dong-gun) es más tranquilo y con familia. No dan la información justa para comprenderlos un poco, y añadir algo de dramatismo en algún momento. El villano, Chang Sung-min, está interpretado por Ahn Sung-kee (‘The Divine Fury’, ‘Silmido’) y tiene muy buenos momentos, aunque tampoco sabemos cuál es la finalidad real de su personaje, o qué busca. Pero tampoco es algo que necesitamos.

Nowhere to hide 1999 Ahn Sung-ke y Park Joong-hoon.
El enfrentamiento entre Sung-min (Ahn Sung-kee) y el detective Woo (Park Joong-hoon) es sin duda épico.

Quizá ‘Nowhere to hide’ es algo desconocida de aquella época dorada del cine coreano. El director Lee Myung-se hizo sólo dos películas más después, y ya se le perdió el rastro.  Quizá también influye que en 1999 se estrenó la genial ‘Shiri, de Kang Je-gyu, una de las películas clave de la Nueva Ola del Cine Coreano, e hizo que ésta se quedara algo en su sombra.

Conclusión

VALORACIÓN: 8

Nowhere to hide’ es una de esas películas que vas con cuidado para recomendar. Está muy bien dirigida, aunque estilo atípico en algunas escenas puede sorprender para bien, y para algunas personas quizá para mal. Pero si entras su tono, y unos personajes algo curiosos, se puede disfrutar mucho.

Ficha técnica

  • Título original: Injeong sajeong bol geot eobtda (Nowhere to Hide)
  • Año: 1999
  • Duración: 112 min.
  • País: Corea del Sur
  • Director: Lee Myung-se
  • Guión: Lee Myung-se
  • Reparto: Park Boong-hoon, Jang Dong-gun, Ahn Sung-kee
  • Música: Jo Seong-woo
  • Fotografía: Jeong Kwang-seok, Haeng-Ki Song

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: