Pánico en el estadio (1976), de Larry Peerce

Pánico en el estadio (1976), de Larry Peerce

En las películas de francotiradores muchas veces queremos verles hacer esos disparos imposibles, la tranquilidad y nervios de acero que muestran, y su puntería y ese pulso firme. Películas como Enemigo a las puertas’, ‘Shooter’, o ‘Beckett’, hace que disfrutemos en el momento del disparo. Pero cuando son asesinos sin remordimientos, y son los protagonistas están en su punto de mira, la tensión aumenta considerablemente. ‘Pánico en el estadio’ consigue que cada vez que veamos el punto de mira del rifle en pantalla, nos haga aguantar la respiración.

Pánico en el estadio: ¡Dentro cámara uno y… dispara!

«El Memorial Coliseum de Los Angeles, abarrotado de público para presenciar la final del campeonato de fútbol americano, pronto se convertirá en una pesadilla. Con el presidente de los Estados Unidos de camino para asistir al encuentro, el capitán de la policía (Charlton Heston) y el responsable de los SWAT (John Cassavetes) lideran la desesperada carrera contrarreloj para detener a un francotirador, escondido en lo alto del estadio dispuesto a sembrar el pánico y provocar una masacre.»

Pánico en el estadio (Larry Peerce, 1976). El punto de mira del francotirador
Así comienza ‘Pánico en el estadio’, viendo a través del punto de mira del rifle del francotirador.

Hollywood cuando se agarra a un clavo, no lo suelta hasta que se quema. Eso le ocurrió en los 70 con el cine de catástrofes. ‘Aeropuerto’ ‘La aventura del Poseidón’, ‘El coloso en llamas’, ‘Terremoto’, ‘Meteoro’ ‘La montaña rusa’,  y eso sin contar la de animales como ‘El enjambre’ o ‘El alimento de los dioses’. Un género hecho para llenar salas. Donde se buscaba transmitir tensión, un gran espectáculo visual, que se viera una gran producción y, sobre todo, un gran número de estrellas de Hollywood juntas. Un género que todavía da guerra, aunque ya no usen la baza del reparto infinito de lujo.

El director Larry Peerce (‘El incidente’, ‘Miércoles de ceniza’), con ‘Pánico en el estadio’ recoge todo esto, cambiando el accidente de grandes proporciones, una catástrofe natural, o una fuerza de la naturaleza, por un hombre con un rifle. 

Charlton Heston en Pánico en el estadio (1976, Larry Peerce)
El capitán Peter Holly (Charlton Heston) no se imagina lo que ocurrirá en el partido de fútbol más importante de la temporada.

El inicio me parece una maravilla. Primero, el primer asesinato, donde vemos como mata a un peatón sin ninguna razón, con ese uso de la cámara como el punto de mira del rifle. Después, se irá intercalando el camino del asesino hasta el estadio, todo con cámara subjetiva, con la presentación de los protagonistas. Ya no sólo mantiene el misterio de quién es el asesino, si no también vamos empatizando con algunos de los personajes. Da igual que algunos nos caigan mal, e incluso nos sean indiferentes, estaremos pendientes si será uno de los blancos.

91.000 espectadores. 33 salidas. Un francotirador.

Uno de los puntos fuerte de ‘Pánico en el Estadio’ es mantener el suspense y tensión de a quién disparará el francotirador. Estaremos esperando, y es muy difícil saber el momento. El asesino tiene muchas oportunidades, algunas veces puede ser que las veamos venir, aunque quizá lo retrasa algunos minutos o cambia de objetivo. Otra veces, PUM… sin aviso alguno. Este ritmo consigue atraparte, y eso que reconozco que tarda en efectuar el primer disparo. Pero, lo que está claro, que cuando empiece, el peligro se multiplicará por el caos y el pánico. Y eso lo veremos en un último tramo brutal, asfixiante, y lleno de tensión.

The Sniper in Two-Minute Warning (1976)
Una de las cámaras de televisión captarán al francotirador.

Y esa es precisamente una de las mayores dificultades para atrapar al criminal. La policía y los SWAT tendrán que conseguirlo sin llamar la atención, porque conque uno de los espectadores se dé cuenta, el estadio se convertirá en una zona de caos donde miles de personas pisotearan a otras centenares

Ya cuando aparece la policía en el estadio, ya estará todo el reparto en el mismo lugar. Los policías encargados de atrapar al francotirador serán Charlton Heston (‘Cuando el destino nos alcance’, ‘El planeta de los simios’) y John Cassavetes (‘La semilla del diablo’, ‘Doce del patíbulo’), y como siempre, llenan la pantalla y están geniales. Pero ‘Pánico en el estadio’ divide muy bien a estos actores con el resto del reparto, y no se olvida de las posibles víctimas del asesino.

El francotirador apuntando. Pánico en el estadio de Larry Peerce.
El suspense de ‘Pánico en el estadio’ irá en aumento. ¿Quién será la primera víctima?

Tenemos al enorme Martin Balsam (‘Psicosis’, ’12 hombres sin piedad’), Beau Bridges (‘Los fabulosos Baker Boys’), Gena Rowlands (‘Una mujer bajo la influencia’, ‘El diario de Noa’), David Janssen (conocido mundialmente como el Dr. Kimble de la serie de ‘El fugitivo), y habían muchas más caras conocidas de la televisión y el cine.

A todos ellos, muy diferentes entre sí, les une este partido de futbol americano y que puede ser una de las vícitmas. Da igual que te caiga bien, que uno desconfíe de su mujer, otro sea un jugador empedernido, un hombre en paro y su familia que quizá sólo desconectar de su mala suerte, el alcalde, un tío intentando ligar… todos ellos sólo quieren pasar un buen rato. Lo malo, que más de uno está en el punto de mira de un loco con un rifle.

John Cassavetes, Charlton Heston and Martin Balsam in Two-Minute Warning (Larry Peerce)
El sargento Button (John Cassavetes), el capitán Holly (Charlton Heston) y el director de seguridad del estadio (Martin Balsam) deberán pensar un plan para atrapar al francotirador,

Por desgracia, aunque la película tenga suspense, una producción enorme, esté llena de estrellas, y bien dirigida y narrada, no tuvo mucho éxito en taquilla. Esa fue una de las razones por las que se vendió a la televisión, y se intentó probar con un montaje diferente.

Público en Pánico en el Estadio (Larry Peerce, 1976)
El pánico se adueñará del público, creando el caos y aumentando las víctimas. La producción de la película y el número de extras, es bestial.

Este montaje no tuvo el éxito que debía tener, e incluso el propio director quiso que le quitaran de los créditos. Se añadieron cosas que la ralentizaban, o que quitaba el suspense, tensión y misterio. Además, se quitó metraje de los personajes, y se incluyeron más minutos para el francotirador. Donde ya se quitaba el misterio de quién era y por qué lo hacía, y se le añadía que formaba parte de un grupo de ladrones que iban a robar un museo. Está claro que más minutos no son siempre para mejor

Conclusión

VALORACIÓN: 7,5

Pánico en estadio’ consigue mantener una gran tensión y suspense. El montaje y dirección son geniales, y tiene un ritmo muy bueno. También entendería que mucha gente espere que la acción empiece algo antes. Pero creo que Larry Peerce acierta con crear tanta expectación. Y es una buena forma de empatizar con las futuras víctimas.

O recomiendo hacer una sesión doble con la genial ‘El héroe anda suelto (Peter Bogdanovich, 1968), aunque ésta tenga un tono y fondo bastante diferente. 

Ficha técnica

  • Título original: Two-Minute Warning
  • Año: 1976
  • Duración: 115 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Larry Peerce
  • Guión: Edward Hume (Basado en la novela de George La Fountaine Sr.)
  • Reparto: Charlton Heston, John Cassavetes, Martin Balsam, Beau Bridges, Marilyn Hassett, David Janssen, Gena Rowlands.
  • Música: Charles Fox
  • Fotografía: Gerald Hirschfeld

Disco Extra: ‘Pánico en el Estadio’, la edición en Bluray de Reel One

Como siempre, hay que agradecer a Reel One por esta magnífica edición en BluRay. La imagen en HD 1080 se ve de maravilla, y sus dos pistas de sonido (castellano e inglés) están en DTS-HD Master Audio 2.0. y con subtítulos en castellano. Y con un extra muy interesante, el montaje que se hizo para televisión, que incluyen más de 70 minutos de metraje inédito, con escenas extendidas, reducidas y otras que difieren por completo respecto a la versión cinematográfica, que casi parece una historia diferente.

Nos viene con funda de cartón con uno de los carteles originales (del cartelista Macario Gómez), y en la carátula una magnífica ilustración de David Ribet. La edición incluye un libreto de 28 páginas con información del director Larry Peerce, los actores, y el cine de catástrofes de los años 70, y algunos más.

Desde AQUÍ, podéis comprar la película, donde viene acompañada, en exclusiva, con un juego de 5 postales vintage que reproducen las carátulas de vídeo de otro títulos de la colección Reel One. ¡UNIDADES LIMITADAS! De esta manera también apoyaréis el formato físico.

Reel One siempre nos ha traído ediciones a este nivel, y de muchas películas que eran difícil de encontrar en formato físico, y menos en BluRay. Entre ellas se encuentran: ‘La Serpiente y el Arco Iris‘, ‘Dias Extraños’, ‘En nombre de Caín‘, ‘Poli de Guardería‘, ‘Halcones de la Noche’, ‘The Relic’, ‘El pueblo de los Malditos’, ‘Darkman’, ‘El silencio de la Sospecha‘, o ‘Dos pájaros a tiro’, y muchas otras. Todas ellas con una gran calidad de imagen y sonido, y unas ediciones muy cuidadas

Deja un comentario